¿De vacaciones en las Islas Canarias? Entonces considera hacer dos cosas. Primero, entre todas las actividades turísticas que puedes elegir, además de ir a La Palma, La Gomera y el Hierro, debes conocer el Parque Nacional del Teide con su famoso volcán, la playa de las Américas y el Lago Martiánez. Segundo, paladea la comida típica Tenerife, porque la gastronomía es uno de los elementos que mayor información proporciona acerca de una cultura.

Debido a su situación en el Océano Atlántico, es normal pensar que los productos marinos serán aquí abundantes y variados y que, por ende, ocupan un lugar relevante en la cocina canaria. No obstante, también existe diversidad en las carnes, que pueden ser de ganado vacuno, porcino, aviar, caprino, ovino, etc. La comida es rica en verduras, hortalizas y legumbres como acompañantes.

Platos entrantes distinguidos

Cuando estés en el local de Órdago Médano para almorzar, deleitando tu vista con el bello paisaje marino, y te llegue el momento de escoger entre las opciones del menú, conseguirás:

  • Anchoas frescas al horno: este delicioso entremés pone todo el sabor del mar en tu mesa y, por otro lado, aporta las ventajas de la comida horneada. Una variedad más sana, menos grasosa y que es capaz de conservar mejor los nutrientes, las vitaminas y los minerales contenidos naturalmente en los alimentos.
  • Alubias rojas de Tolosa: pitanza que, aparte de poseer un alto contenido proteínico, tiene la particularidad de que los granos no requieren remojo. Si se utiliza una olla exprés, el tiempo de cocción se reduce a aproximadamente 30 minutos.
  • Revuelto de pisto: destacada receta ancestral de la gastronomía española. Presenta una mezcla de huevos revueltos y cocidos en verduras sofritas que han adquirido la consistencia de un guiso suave. Acompañado con pan se convierte incluso en una cena sencilla y sabrosa.

Platos entrantes distinguidos

En Tenerife el plato fuerte puede ser carne o pescado

El menú es amplio y exquisito. Aquí encontrarás tan solo dos ejemplos de comida típica ofrecida en la isla. Para contar con más opciones puedes visitar la página web de Órdago Médano Restaurante:

  • Callos en salsa: este es un guiso típico de la cocina madrileña e, independientemente de la receta con que se preparen, hay que considerar el truco de no cubrirlos por completo de agua. Esto permite que la gelatina permanezca en los callos. Asimismo, es preferible dejarlo reposar durante unas dos horas antes de servirlo.
  • Chipirones rellenos en su tinta: una de las formas más populares de presentar los calamares. Preparar este manjar requiere de paciencia y tiempo, y destaca de manera especial cuando se emplean ejemplares frescos y no congelados. La combinación con un vino adecuado, que permita establecer el equilibrio entre los sabores sin que uno eclipse al otro, le dará el toque mágico al plato.

En Tenerife el plato fuerte puede ser carne o pescado