Al ir de vacaciones en familia existen actividades que deben ser organizadas para que todos pasen buenos momentos. También es importante conocer los lugares donde comer en Tenerife, en el caso de que se decida visitarlo.

Tenerife es uno de los lugares ideales para ir de vacaciones en familia y además de estar rodeada de mar cuenta con una rica gastronomía para que la degusten tanto niños como adultos.

Por otra parte, comer en un establecimiento con niños puede ser una experiencia única, siempre y cuando se haga en el lugar correcto, y el Ordago Médano es uno de los mejores restaurantes de Tenerife que cuenta con un menú repleto de platos de comida típica vasca para hacer las delicias de todos los paladares.

Entre los platos típicos que se puede comer en este establecimiento encontramos: callos en salsa, chipirones rellenos, bacalao vizcaína, rabo estofado y lengua de ternera rebosada, y todos ellos los puede disfrutar en un excelente ambiente, con un estilo novedoso y con atención de primera.

En el caso de que se desee hacer una reserva con anticipación, es recomendable visitar por Internet la página del restaurante para obtener los números telefónicos, con el fin de informarse acerca de la disponibilidad según la fecha de la visita.

Por otra parte, si viaja con niños y quiere comer en este restaurante es recomendable que lleve consigo una serie de elementos que le ayuden a distraerles durante el tiempo de espera en el que llegarán los platos.

¿Qué llevar o hacer para entretener a los pequeños durante el tiempo de espera de la comida en un restaurante?

  • Lápices de colores y hojas: estas son ideales para que los pequeños realicen dibujos de lo que ven a su alrededor.
  • Videojuegos portátiles: los entretendrán durante un largo rato, pero se debe establecer la norma de que cuando llegue la comida se tienen que devolver a los adultos.
  • Pedir una mesa cerca de alguna distracción, como por ejemplo al lado de una ventana con vista al mar, al jardín o a la televisión, puede hacer más amena la espera.
  • El postre: esta es probablemente la comida más esperada por los niños y para incentivarlos se puede hacer ver el postre como un premio a quien mejor se porte durante la estancia en el restaurante.

También es importante que reserve en un horario que no coincida con el momento de la siesta de los pequeños. Cuando tienen sueño, los niños se vuelven más irritables y probablemente no quieran comer. Siempre es indispensable realizar alguna dinámica que les mantenga alerta y con ganas de probar los alimentos.

Si quiere organizar unas vacaciones familiares placenteras y sin inconvenientes puede valerse de la tecnología y hacer un itinerario que incluya la visita al Ordago Médano para comer. Para ver sus instalaciones previamente y reservar la mesa que más le agrade, puede hacer clic en ¡Me gusta! en su página de Facebook.

Donde comer en Tenerife con niños